Etiquetas

sábado, 17 de junio de 2017

EL NACIMIENTO DEL PAS, EL CASTRO-VALNERA, Y SUS DOS GUARDIANES

No hace falta presentar Castro Valnera. Una montaña que puede parecer modesta, cuando hablamos de su altitud, apenas 1.700 mts, pero engaña. Engaña y mucho. Con 866 mts de prominencia, es la primera de esta magnituda en la provincia de Burgos, y no olvidemos que Burgos tiene una docena de cimas por encima de los 2000 mts. Y un 5º puesto por prominencia en la provincia de Cantabria, y Cantabria es mucha Cantabria por la magnitud de sus montañas.

CARA NOROESTE DE CASTRO VALNERA


Pero lo anterior no son sino datos. Hay que acercarse a esa preciosa y recóndita región cántabra que son los valles pasiegos, situarse en las cercanías de la Vega de Pas, o mejor en alguno de los miradores del puerto de la Braguía, y observar y admirar esa impresionante cara, para darse cuenta de que no hablamos de una montaña cualquiera.

No es la primera vez que me acerco a este coloso. Ya lo hice desde su acceso más sencillo en la vertiente burgalesa del puerto de Lunada: CASTRO VALNERA DESDE EL BERNACHO. Y posteriormente, incluso la subí en condiciones invernales, también por la misma vertiente, por la ruta llamada de "el Tubo": CASTRO VALNERA INVERNAL.

Desde hace tiempo ya barruntaba una ruta por esa vertiente de la vega del Pas. Tras leer mucha literatura sobre la ascensión, me encuentro preparado, y decido intentarlo, acometiendo, si las fuerzas me acompañan, dos guardianes que escoltan a la Bestia, el Torcaverosa, un regalo si consigo acceder al collado del Alto de la Pirulera, y la Capia, una montaña cuya imagen me lleva persiguiendo desde que la fotografíe desde las inmediaciones del portillo de la Canal, que la separa precisamnete de Valnera.

LA CAPÍA


 Bonita ¿eh? Normal que desde entonces haya soñado con su ascensión.

INICIO DE LA RUTA: La ruta que tengo pensada se inicia cerca de Vega de Pas, en el pequeño enclave de Pandillo. Para llegar en coche, sigo la A8. A la altura de Solares sigo por la A8 en la nueva variante Vargas-Torrelavega, hasta la salida que indica Selaya. Sigo por la CA142 hasta Selaya, en que cojo dirección Puerto de la Braguía (CA262). Diferentes miradores invitan a parar tanto a la subida:


Como a la bajada, ya en la vertiente de Vega del Pas:



Desde el mirador de la Braguia, mar de nubes, y al fondo, Castro Valnera.



Tras bajar el puerto de la Braguia, entramos en Vega del Pas; entramos en el pueblo, y en cuanto llego a la plaza de la iglesia, la atravieso. Al final hay un cartel que indica Pandillo. Sigo ya por la carretera estrecha sin pérdida, hasta que acaba al de 4 kms, en un aparcamiento para 10 ó 12 coches máximo. Allí comienza la ruta.

DESCRIPCION DEL RECORRIDO

Son poco más de las 8 de la mañana. Hace fresco, pero el día promete calor. Junto al estrecho carril, justo antes del aparcamiento un puente cruza al otro lado del arroyo. Un cartel, indica a la derecha PR-Miradores de Valnera. Yo cojo hacia la izquierda por un sendero que desciende ligeramente junto al riachuelo. Este sendero discurre junto al arroy Lelsa. Hay puentecillos, y vados hacia el otro lado. Al final todos confluyen, pero mejor seguir por donde voy (margen izquierda). El sendero es precioso, aunque en algunos tramos está muy tomado por la vegetación, prueba de que no es demasiado frecuentado (no me encontraré con nadie durante toda la primera parte del recorrido). Llego a las praderas de Aguasal, donde hay unas cabañas típicas pasiegas (0:50 hrs). Hasta ahora el recorrido ha sido un agradable paseo. Ahora el sendero se vuelve más confuso, y comienza a subir, buscando salvar un primer espolón que desciende del picón de los Lastreros. Aquí hay que tener cuidado, porque el sendero sigue hacia el norte, remontando el barranco, hacia las cabañas de la Vara. Tengo que bajar unos metros, vadear el cauces casi seco, y coger trazas de sendero sobre una especie de terraza que salva el espolón (1:00h).

Ahora avanzo hacia otro espolón. El sendero está muy tomado por la vegetación y hay altura considerable. El caminar es incómodo, y un par de veces casi me cuelo, por no poder ver el firme sobre el que piso. Supero ese segundo espolón y el sendero desciende hacia el cauce del arroyo Lelsa. Este tramo entre espolones es muy incómodo de andar, porque no veo apenas el terreno que voy pisando y tengo casi que tantear con los bastones cada paso. De todas formas nada que ver con lo que tendré más adelante.

Tengo ahora un tramo por el fondo del valle, o muy cercano. En algunos tramos voy por el cauce, que aunque trae agua, me permite un avance más cómodo. El sendero se pierde cada poco, y es complicado seguir. Tampoco es fácil aventurarse por la laderas, que en principio parecen una verde alfombra, pero que en realidad se trata de helechos y hierbas extremadamente altas tapando una ladera con muchísima pendiente. El sendero (o sus trazas), poco a poco se eleva sobre el cauce, y doy por primera vez vista a la cascada de Aguasal (1:25 h)

Entro ahora en los dominios del impresionante nacimiento del río Pas (la llamada cascada de Aguasal). Remonto por la vertiente derecha, en algunos momentos con bastante altura, en una ladera en la que más vale no resbalar. A medida que me acerco a la cascada el barranco se encajona. Acabo de nuevo en el cauce, y voy buscando alternativas. Al no verlas, me giro, y veo que justo antes de entrar al cauce, en la confluencia con otro barranco que viene por mi izquierda (norte), sale un senderillo (muy difícil de apreciar si no es una vez que miras desde atras). Este senderillo remonta el barranco subsidiario por la izquierda (margen derecho del mismo), pero se pierde con muchísima facilidad. En muchos tramos acabo subiendo por donde mejor lo voy viendo. La referencia que tomo es una piedra blanca bastante arriba. Este paso, se hace sobre una ladera de hierba sumamente inclinada, y con bastante patio, más vale no resbalar. Una vez he pasado, cruzo el cauce del barranco  subsidiario por encima del cortado que acabo de superar, y me dirijo hacia la pared de roca que forma este circo por donde cae la cascada. Estoy en el punto más débil de la pared,  a la izquierda de la misma (Norte), pero tengo que seguir buscando el mejor paso. El mismo es una estrecha galería cubierta de helechos. Este paso me da acceso a la parte superior de la barrera (2:00 hrs). Tan solo por contemplar este espectáculo merece la pena el esfuerzo de llegar hasta aquí.

A partir de aquí penetro en la canal de la Vara, que me debiera dar acceso, casi 800 mts sobre mi cabeza al Alto de la Pirulera, collado entre castro Valnera y Torcaverosa. El comienzo es fácil si bien el sendero se pierde con demasiada facilidad. Poco a poco me voy acercadno a una clara bifucación entre dos canales. Traigo un track para ir consultando y este se mete en la canal de la izquierda (2:20h). Así que me voy  por la izquierda, siguiendo el centro de la riega. Los obstáculos se superan con facilidad anque el terreno es incómodo, hasta que doy con un resalte de unos 3 mts de alto con muy poco agarres. Lo estudio pero no veo la forma de superarlo. Además el track no va por aquí, sino por una empinadísima canal herbosa a mi derecha, que no me gusta nada. Quizás hubiese podido superar el resalte, pero no con un mínimo aceptable de seguridad, y sobre todo, si arriba me encuento con que no puedo continuar, tengo claro que no puedo destreparlo. La canal herbosa por la que parece que sigue el track es malísima, empinada y con terreno inestable. Así que me digo que por aquí no hay paso y me vuelvo para atrás, al punto en el que se bifurca la canal.

De nuevo en la bifurcación, cojo a la derecha. La subida es dura. Es más que dura. Voy subiendo por el centro de la riega, pero el terreno es muy inestable y tengo que ir asegurando casi cada paso. Poco a poco voy ganando altura, y parece que no hay obstáculos que me impidan continuar. Hasta que la canal gira decididamente a la derecha, hacia las canales que se desprenden de la cima de Valnera a unos 1.250 mts (3:25 hrs). En este punto me salgo de la canal, buscando la que abandoné más abajo. Por terreno vertical y totalmente fuera de sendero, voy trazando una diagonal hacia un punto donde veo que la pared rocosa que aparentemente tengo sobre mi (desde mi perspectiva no la veo en mi vertical, sino más hacia mi izquierda, hacia Torcaverosa para entendernos, pero me doy cuenta de que debo tenerla por encima), vence y da paso a un amplio corredor herboso (cuando hablo de corredores y laderas herbosas, no son apacibles campas, la hierba es altísima, y aunque viene bien para agarrarse, no es menos cierto que no esta pendiente resbala lo suyo; bajo por aquí.... no lo tengo nada pero nada claro). Finalmente alcanzo el collado (1.512 mts; 3:45 hrs). Torcaverosa a mi izquierda, Castro Valnera a mi derecha. En frente la depresión del Bernacho, ya en Burgos. La Canal de la Vara me ha fundido y paro un rato para descansar y reponer fuerzas, aunque, como ya viene siendo habitual, cuando hago un esfuerzo largo y continuado, me cuesta muchísimo ingerir alimento sólido.

Tras reponer fuerzas, me siento con ganas de subir Torcaverosa, que desde el collado es un regalo. Subo ahora por un sendero que me hace sentirme en la gloria después de los vericuetos por los que he transitado, y alcanzo rápido la cima de Torcaverosa (1.544 mts) (4:05 hrs). Vuelta al collado, también con rapidez, y subida por la arista NE al Castro Valnera, siguiendo un fácil y cómodo sendero pese a lo escarpado del terreno. Alcanzo la cima de Castro Valnera por tercera vez (1.718 mts; 4:45 hrs). Aunque en la subida por la canal no me he encontrado con nadie, aquí hay mucha gente, decido no entretenerme en exceso y en seguida bajo hacia el collado de la Canal (que separa Valnera, Cubada Grande y la Capía). Este tramo lo hice un poco a mi aire, sin seguir sendero alguno, lo cual no es nada recomendable, habiendo como hay un sendero que es sencillo y cómodo.

Desde el amplio collado (5:15 hrs) las mejores vistas de la Capía. La subida la hago por su cresta NE, alcanzando su cima (1.502 mts; 5:30 hrs). Descanso un poco, pero el calor chicharrero hacen que no me apetezca nada comer, así que sigo adelante con un regimen alimenticio más que espartano. Afortundamente he traido agua a priori suficiente, 2 litros, y la estoy regulando bien). La bajada de la capía se me hizo muy larga; voy bajando en dirección SW con el cortado a mi derecha. Al llegar al cortado sur de la peña, me giro hacia el SE, siempre pegado al cortado buscando el mejor paso. Al final creo que no dí con el mejor, porque la verdad bajé por una canaleta sumamente sucia de vegetación, muy inclinada y además con algunos resaltes, que literalmente me obligaron a bajar de culo. Además, aquí aparecen los amigable cardos, a uno de los cuales me agarré sin mirar, y.... bueno, no voy a repetir lo que salió de mi boca. Cuando alcanzo la pista que viene de la Unguera, respiro aliviado, aunque sea subida. Creo que por fin han acabado las dificultades.

Pero no, aun me quedaba una bajada para quitar las ganas a cualquiera. Subo hacia NW hasta el collado entre la Capía y el pico del Rostro. El track me dice que por ahí debe haber un sendero. Yo no sé si habría. Sé que lo que hice fue bajar una nueva ladera sumamente inclinada, y en este caso no recubierta de la hierba que antes definía como poco cómoda o agradable, no, ahora son espinos, brezos.... la inclinación también hace lo suyo, y para rematar el calor ahora aprieta de lindo. Cuando más abajo consigo alcanzar el sendero, ya claramente marcado, que se interna en el bosque, y paso por un riachuelo que me permite refrescarme, ahora sí, creo que puedo decir que terminaron las dificultades (6:55hrs).

Ahora ya el camino está claramente señalizado y no hay perdida, es el PR de los miradores de Valnera, que me llevará por las praderas de Ruyemas. Estoy agotado y paro a la sombra de un haya, ahora sí, por fin a comer algo. El resto del descenso no es más que seguir el PR hasta el aparcamiento. Voy tan fundido que apenas hago fotos.

Recorrido importante, 22 kms y 1600 mts de desnivel acumulado. Pero lo peor es que gran parte del mismo se realiza por senderos muy poco marcados, o directamente inexistentes. Sin tener grandes dificultades objetivas, casi toda la ascension al collado supone avanzar con precaución sobre terreno bastante inclinado e inestable. Desde luego no me parece una ruta sólo apta para personas que estén acostumbradas a este tipo de terreno y que les guste  y lo disfruten, si no, la jornada se convertirá en un horror. Eso sí, la primera parte hasta el nacimiento del pas, incluso hasta el collado y la propia cima de Valnera, una preciosidad: espectacular. También el camino de vuelta por las praderas de Ruyemas.


He decidido no subir el track, porque me parece sumamente confuso en muchos puntos. Si alguien está realmente interesado, que me lo pida.

DE PANDILLO A LA CASCADA DE AGUASAL

Cartel indicador a la salida del recorrido (justo antes del puente)


Puente


A la derecha, miradores de Valnera, por ahí bajaré


A la izquierda, el sendero en ligera bajada, hacia las praderas de Aguasal




Dedalera:




Arroyo de Lelsa


Algunos de los puentecillos que cruzan el cauce.

 




Otro de los puentes. Algunos estaban bastante precarios. Desde luego, mejor no saltar.


El arroyo de Lelsa


Puente



Un armado al estilo de picos, para sujetar el terreno junto al sendero.


Sendero que atraviesa lugares preciosos y mágicos



Empiezo a subir


Chorreras


Cartel indicador hacia las praderas de Aguasal.





PRADERAS DE AGUASAL




La mole a la que pretendo subir corta el horizonte. Desde aquí parece mucho más que los escasos 1700 mts que tiene.




Primer barranco a la izquierda, delimitado por el primer resalte que comento en la descripción.


Resalte con el Valnera al fondo.


Entrada al sendero que supera al resalte. 


Barranco que sube hacia las cabañas de la Vara: por la margen derecha sube un senderillo (izquierda de la foto).


Vista adelante hacia el segundo resalte con el Valnera cerrando la visión.


Vista atrás hacia el primer resalte que cae desde el norte.


Segundo barranco hacia el norte



De nuevo en el fondo del cauce del Lelsa (desde las praderas siempre he ido por la vertiente derecha a bastante altura sobre el mismo)



Vista atrás


Y por fin, la gran muralla por donde se desploma la cascada de Aguasal, nacimiento del río Pas. Hacia la izquierda se ve como la barrera rocosa va cediendo (ese es el punto débil que tendré que atacar)





Barranco hacia la izquierda. Justo en este punto, el sendero hace un quiebro a la izqueirda, para superar todo este barranco por su margen derecho (izquierda segun se mira la foto). No es nada evidente, y yo me lo pasé. No me di cuenta hasta que lo vi desde más arriba.


Pero la confusión me permitió adentrarme un poco en el espectacular entorno de la cascada








Corregido el error y vuelta sobre mis pasos, voy subiendo el anterior sendero, que se pierde enseguida. La cascada desde la subida.



El paso en mi opinió más comprometido. A la izquierda había un resalte en el cauce del barranco de varios metros. Yo pasé pegado a la roca blanca de la derecha. Aunque no se aprecia había mucho patio, y la hierba muy alta, aunque servía de agarre, también resbalaba. Un paso para contener la respiración.


Salida hacia la pared una vez vadeado por encima del resalte del cauce del barranco


La cascada. Se aprecia la pendiente


paso para superar la pared de roca del Aguasal:


CANAL DE LA VARA

Superado el circo de Aguasal



El valle que he venido recorriendo


Y lo que tengo por delante.


El recorrido es duro. Muy duro.


Hacia el sur, las cabañas de Lelsa


Aquí el barranco se divide en 2: yo cogí por la izquierda, pero tuve que bajar y retomar por la derecha (a priori parecía peor).



El pequeño murete que me impidió el paso. No parece gran cosa, pero los agarres que de lejos parecería que pueden ser buenos, para nada lo son. No encontré ningún punto donde pasar con un mínimo de seguridad aceptable, así que para abajo


Aunque antes probé esta canalón herboso. la inestabilidad del terreno y la fuerte indicación, me hacen desistir.


Me entretengo con las fotos, pero pensé que quizás no iba a poder acabar la ruta


Pero la otra canal se deja hacer, aunque el terreno es muy incómodo.


Bajo los paredones de Valnera




La canal se desvía hacia las caidas de la cima de Valnera. Me salgo a la izquierda. Aquella roca en el centro superior de la foto es mi referencia. Detrás una amplia pala de hierba da fácil acceso al collado. Antes tengo que ir flanqueando la ladera con fortísima pendiente. Voy flanqueando fuera de sendero.


Canal de la Vara. Sí, parece una alfombra verde, pero no lo es. Es sumamente incómoda por la gran altura que gana la hierba.


Collado (alto de la Pirulera).


LAS 3 CIMAS

Torcaverosa


Pico de la Miel


Y como no, Castro Valnera, desde la subida a Torcaverosa.


TORCAVEROSA (1.544 MTS)


 

Cuenca del rio Miera (que también nace por aquí cerquita, lo que me da pie a pensar en nuevas rutas).



Subida a Castro Valnera





Distingo unas cuantas cimas a las que he subido.


Al picon del Fraile todavía no.


Hacia el picon de los Lastreros, estudiando nuevas posibles rutas



Cima de Castro Valnera al fondo





CASTRO VALNERA (1.718 MTS)





Cabañas de Lelsa, justo a mis pies


Bajando, alto de los Dojos


La capía (o Peña Negra)




LA CAPÍA


EL DESCENSO POR RUYEMAS

Castro Valnera


Y aquí con Cubada Grande


A la izquierda de la foto se ven las praderas de Ruyemas, hacia donde tengo que bajar. Directo no se puede. Primero voy a bajar hacia el puerto de Estacas de Trueba y luego hacia el bosque que se ve abajo a la izquierda. Cabe la posibilidad de alcanzar el cerro de la Vara (en el centro, ligeramente a la derecha) y desde allí descender directo a Pandillo (sin pasar por Ruyemas). Me decanto por la primera opción, aunque también tengo track para la segunda (pero estos tracks son bastante confusos como he podido comprobar en  la canal de la Vara).


Ahí abajo está Ruyemas


Bajando de la Capía.


Cerro la Vara. Las alternativas de esta cara del Valnero son enormes.


Descendiendo de la Capía



Ese cañón lo he estudiado varias veces. ¿Es practicable? El terreno engaña, pero algún día me tendré que acercar a explorarlo.



Tengo que rodear el resalte de la Capía que cae sobre el Alto de la Hazuela para llegar  a esas cabañas bajo el pico del Rostro 


Vista atras: vaya 3: Castro Valnera, la Capía y Cubada Grande


La cara NW de la Capía. He bordeado por el sur hasta conseguir bajar por una zona menos accidentada (pero nada recomendable).


La bajada hacia el bosque y el camino del PR que me llevará a Pandillo (bajada tampoco nada recomendable).


Entrada al sendero, que luego se introduce en el bosque


El sendero de bajada es precioso, pero saqué muy pocas fotos, porque iba fundido.



Praderas de Ruyemas








Y llegué al coche tras 7:45 hrs, muy cansado por la calorina que me cogí en la bajada. Bueno, supongo que la subida por la canal de la Vara también tuvo algo que ver.