Etiquetas

martes, 1 de noviembre de 2016

ANBOTO. JUSTO UN AÑO DESPUES

Se ha convertido para mi en toda una tradición subir al Anboto al menos una vez al año, y siempre cambiando de ruta (bueno, a veces no he cambiado la ruta, pero sí la compañía, o si no, al menos, ha sido en invernal). Este año, el 1 de noviembre, me vuelvo a acercar a Arrazola, para volver a subir a "mi" montaña (con permiso del Serantes, jijiji). Las 3 últimas subidas han sido desde Urkiola, aunque cambiando el itinerario, así que este año tocaba cambiar.

Iglesia de SAn Miguel en Arrazola.


Y como siempre el Anboto, con las dos aristas, la NE y la del Fraile, clarísimamente marcadas.


Una pasada. Salgo de la iglesiapor la pista asfaltada, hacia Anboto. Detrás de la arista NE se adivina que hay niebla, y seguramente viento y Foehn muy fuerte.


Que hace que en la vertiente norte el día sea plácido, aunque sí que se nota el viento.


Sigo por la pista hasta esta que sale a la derecha.


Caseta del consorcio de aguas


La pista continúa hacia el oeste.


Luego tendré que salir a esa ladera


Puerta


Sigo por un senderillo, hasta esta otra puerta, que no traspaso. Ahora voy hacia la pared que me cierra, en fuerte subida.


Se atraviesa terreno de roca, pero el terreno está balizado por un PR, y es fácil de seguir. Este es el camino que sube a Zabalandi de forma más directa desde Arrazola. También es el camino donde se inicia la arista NE. El camino más normal a Zabalandi, sube por el fondo del valle (este otro camino es precioso).



Udalaitx.


Este otro camino es mucho más montañero que el del valle. Más austero, y también más espectacular.


Avanza bajo la espectacular cara este de Anboto. Me panteaba subir por la arista NE, pero el viento, cada vez más fuerte a medida que avanzo hacia el sur, me hace desistir. Me parece muy arriesgado meterme ahí en estas condiciones.


De hecho ya en el mismo sendero, en algunos momentos casi me tira.



El sendero va ganando pequeñas horcadas.


Va colgado sobre el valle


Llegando a Zabalandi, que está dentras de ese colladito. El Ipizte tapado por las nubes.


El tramo final está bastante mal, porque han caido varios árboles. No hay camino claro, y voy por donde mejor me parece.


Espectacular la cara este y el espolón de Eskillar.



Llegando a Zabalandi. Lo que me temía. Viento fortísimo y muchísimo frío.


Espolón de Ezkillar


Zabalandi




El frío hace que no me lo piense mucho, directo para arriba, por la clásica subida de la cara sur desde Zabalandi.




Esta subida, aunque más técnica que la de Pagozelai, siempre me ha parecido más segura. Pero, como hace mucho que no subo por aquí (las últimas veces siempre he bajado), me cuesta encontrar los pasos. Aunque en cuanto encuentro las marcas, ya no hay perdida.


Um montañero me antecede. Charlamos un rato durante la subida.



Orixol entre las nubes  a media subida.





Ultima dificultad de esta vía, que a mi me gusta mucho, aunque la suelo usar más de bajada.



Sendero que va hacia la cueva de la Dama.


Ultimos metros antes de la cumbre


Cumbre de Anboto. Es la 17 vez que estoy aquí. Desde el 2003 no falto a la cita anual. Curiosamente hoy se hace un año de mi última subida, también el 1º de noviembre.


La cresta oeste.


Y Anboto Sakona, por donde voy a bajar hoy. Por esta ancha canal subí hace varios años entre la niebla, y no vi casi nada. Es la única vez que estuve en esta ruta. Esta vez la voy a usar de bajada.









Y ahí está. El único monte que he subido más veces que Anboto. Pero es que vivo a sus pies, y me resulta muy sencillo. Así que creo que no debiera contar.




Por allí asoma la silueta inconfundible de Beriain.


Aunque estuve tiempo en la cima, francamente no hacía muy agradable. El viento y el frío echaban para atras. En la vertiente norte, se estaba un poquito mejor, y allí comí algo. Pero arriba, casi me obliga a sacar los guantes.


Inicio la bajada, al principio por la amplia y empinada ladera norte.



hasta un paso que me permite descender al amplio corredor. Si sigo por la ladera, un poco más abajo se convertirá en la afilada cresta norte (practicable, por lo que he leido, siempre por encima del Fraile).


Dejo la cresta


Y me voy metiendo en la amplia canal.







Las paredes impresionantes de El Fraile.


La cresta norte se recorta



Hacia el lado contrario. Contrafuerte que delimita la canal por el oeste.



Un poco más allá, la canal parece dividirse en dos. La otra sube delimitada por un espolón de roca que acaba en la cima de Kruzeta.



El Fraile


El Fraile y la cresta norte


Canal de acceso a la cresta norte. En ese collado, también se incian vías de escalada a El Fraile.La canal parece muy inclinada, y muy inestable en la pedrera baja. Creo que es mi próximo reto en esta montaña, porque la cresta norte aun no la he hecho.


Hacia el valle.


Formas de roca en la base de la canal.



El otro valle, que delimita el espolón que cae desde la cima de Kruzeta.





Hacia el Alluitz


Y hacia el valle y el Udalatz.




El sendero desemboca en la pista.



La pista pasa por las antenas



De vuelta en Arrazola






Preciosa excursión como todas en el Anboto. En breve me gustaría subir un monográfico sobre esta montaña, con todas las rutas que he realizado. Quizás este año. Quizás el próximo. Además de la cresta norte, tengo otro proyecto "alrededor" de esta mágica montaña.

La ruta me llevó unas 4.30 hrs. No es muy larga, pero se salva un desnivel importante, superior a los 1000 mts, como todas las rutas que tienen su inicio en el valle de Atxondo. La dificultad viene en la subida desde Zabalandi. A mi me parece un II-. Tiene una larga canal, y un par de pasitos, pero todo en roca excelente, y con patio relativo. Siempre me ha parecido muchísimo más segura que la "normal" de Pagozelai con su paso clave. La bajada por Anboto Sakona sin dificultad, aunque con cuidado por lo pendiente del terreno; también me sigue pareciendo la subida más fácil para ganar la cumbre de esta montaña, pero claro, exige superar más de 1000 mts de desnivel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario