Etiquetas

miércoles, 25 de enero de 2017

PASEANDO BAJO LOS GIGANTES DE MONTIJA

Tradicionalmente en muchos escritos se considera que la cordillera cantábrica termina en el puerto de los Tornos, dando paso a ese amplio abanico de sierras de transición con el Pirineo que forman los montes vascos. Hacia el este del puerto arranca la sierra de Ordunte, con su hito más alto, el Zalama, dominando el paso. Hacia el oeste arrancan dos cordales que delimitan el valle de Cerneja. Es el cordal sur el más alto de ambos, al que me dirijo hoy, para ascender en primer lugar al Ventisquero del Polvo, en cuya amplia loma está instalado el parque eólico de Montija. Muchos son los parques eólicos instalados en esta zona, siembre ventosa, y muy pero que muy fría. Ambos cordales confluyen en el alto de Tiñones sobre el puerto de la Sia, conformando la cabecera del valle de Soba

Después de 3 días esquiando con temperaturas bajo 0 en el valle del Aragón, me encuentro hoy con una temperatura no mucho más amable:


Es lo que tiene el norte de Burgos, que hace frío de verdad, como en pocos lugares de España. He venido en coche hasta el pequeño enclave de Aguera, en Merindad de Montija. Tras pasar el valle de Mena y el puerto del Cabrio, al llegar a Bercedo, me desvío al norte, en dirección a Laredo por la N-629; en seguido llego a Aguera. Se puede venir también desde Cantabria, por la misma N-629, cogiendo la salida en Laredo hacia Ramales de la Victoria y continuar subiendo al puerto de los Tornos, para luego bajarlo, pero yo creo que es más largo (si se viene desde Bilbao y alrededores, claro).

Comienzo a andar a las 9 menos cuarto. El día está nublado. Comienzo por la mismo nacional, y a los 100 mts cojo esa pista cementada que sale a la izquierda


Aquí está nublado, pero más abajo, la niebla es mucho más densa.


Día de inversión térmica brutal, de ahí la temperatura cuando salí del coche.


Al de unos 300 mts, me desvío a la derecha.


El valle cubierto por la niebla.


Hacia los Tornos y el Zalama


Sigo por la pista, hasta que me meto por ese cortafuegos. Es un atajo, llegaré a la misma pista que da más vuelta. Esta es la pista de servicio del parque eólico.


Sumergiéndome en la niebla.


Vuelvo a la pista


De regreso a la pista de servicio. El sol trata de imponerse a la niebla.


Aparecen los gigantes. —Mire vuestra merced —respondió Sancho— que aquellos que allí se parecen no son gigantes5, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas...


Y al ganar altura..... a veces venir al monte tiene estas cosas....




La sierra de la Magdalena (o montes de la Peña) emergen de un mar blanco como la nieve.


Llego al parque eólico. Un precio que hemos de pagar por el progreso. No es que me gusten mucho los aerogeneradores, pero francamente, los prefiero a las centrales térmicas, e infinitamente más que la barbaridad del fracking. Y de alguna forma hay que hacer que la electricidad nos llegue a casa...


Otras montañas van emergiendo en el horizonte a medida que gano altura.



Una vez alcanzado el parque eólico, tan solo que hay que seguir su linea. El sonido de las aspas girando me acompaña.



A mis pies el valle de Cerneja. Al otro lado del mismo, el otro cordal, algo más bajo que este, que se desliga desde el alto de los Tornos, dando forma al vallecito.


El pico de Cañoneros, el más alto de este cordal


Sigo el cordal hasta el punto más alto, donde hay un buzón como única referencia (el cordal es muy largo y es difícil adivinar el punto de máxima altura). VENTISQUERO DEL POLVO (1.369 MTS). Poco más de las 10, me ha costado algo más de una hora.


Con el Cañoneros de fondo


Hacia el valle de Mena


Debajo la merindad de Sotoscueva. Al fondo se adivinan las Dullas


Detrás de los molinos, la sierra de Hornijo, y más allá la azul linea del mar Cantábrico.


Enfrente el Alto del Caballo. En principio este era mi objetivo, aunque luego prolongué un poco más.


El desfiladero del Gandara, un poco más allá Ramales de la Victoria, perfectamente custodiado por el pico San Vicente y la Mortera.


Continúo por la pista, bajando en busca del collado entre el Ventisquero y el Alto del Caballo


La nieve está durísima, y aunque llevo crampones (por si acaso), prefiero buscar paso sin necesidad de ponermelos. Había bastante trazo sin nieve, sobre todo en la cara norte. Hacia el sur, la pala era una pista de nieve dura, casi hielo.


Vista atras hacia el parque eólico y el Ventisquero del Polvo, que si no fuera por los molinos, tendría una bonita estampa.


ALTO DEL CABALLO (1.493 MTS). Todavía no son las 11.




En principio no iba a seguir (tengo que estar pronto en casa para recoger al crío del entrenamiento), pero no son ni las 11, y el día es precioso, uno de esos días de invierno, fríos y nítidos que invitan a prolongar el paseo montuno. Y allí enfrente el Pikon Blanco, con las ruinas de la base militar en su cima.... ¿por qué no?


Desciendo del Alto del Caballo por el lado contrario al que he subido.



La bajada me deja en el collado entre los dos picos. Ahora voy a subir por la antigua carretera que daba servicio al cuartel. En algunos tramos hay bastante nieve, y no tengo más remedio que pisarla. Pero bueno, aunque dura, se puede transitar sin los hierros (que siguen en la mochila por si las moscas). Mirada arás hacia el alto del Caballo.


PIKON BLANCO (1.529 MTS). Apenas son las 11:30


En este pico, hay un gran numero de edificaciones, una base militar de control aereo abandonada, para ser trasladada al pico del Fraile, aquí cerca. La verdad, esto sí que me pone de mala gaita. Esto no aporta nada de nada, y sin embargo han estropeado no una, sino dos cimas.


Pero las vistas no dejan que me cambie el humor. El día es magnífico, y pese a las horrendas construcciones, estoy por aprovechar el día (digo yo, que el Ejercito del Aire, en caso de abandonar unas instalaciones, podía desmantelarlas como Dios manda, y no dejar vestigio alguno de su paso por la cima, que igual que las montan, se las podían llevar cuando ya no les sirvan).


El cercano Alto de Tiñones... ummm, me tienta, ¿me dará tiempo? quita, quita, mejor no jugarmela, que tengo obligaciones




Ejemplo de lo que nunca debiera ocurrir en una montaña. Insisto, si es totalmente inevitable tener que levantar estructuras en las cimas, por lo menos, cuando se abandonen por las causas que sean, tendría que ser obligatorio, el dejar el paisaje tal cual se encontró cuando se instalaron.


Y esto perdurará por.....


Pero insisto en que no estoy por la labor de dejarme llevar por el mal humor que los desmanes de algunos seres humanos provocan. El día es demasiado hermoso para ello.


Allí al fondo se adivina el San Lorenzo


Y el querido Gorbeia, con el diente del ahorcado delante


Y también Anboto.


Castro Valnera... vaya nevada... tiene una pinta magnífica.


¿Peña Amaya? Por la dirección, SW, podría ser, pero no estoy seguro... demasiado lejos....


Y la sierra de la Magdalena ya menos cubierta de lo que aparecía esta mañana.


El espectáculo es grandioso. Que día me ha salido....


El Pikon del Fraile, donde los militares del ejercito del Aire se mudaron, aunque se dejaron bastante "basura" en este Pikon Blanco; ¿ocurrirá lo mismo cuando se vayan de aquel a otro punto mejor desde el que otear el cielo?


Una panorámica hacia el oeste, centrada en Castro Valnera



Y otra hacia el sur, con el mar de nubes cubriendo el valle de Sotoscueva




Después de un buen rato en la cima voy volviendo, fijandome en todos estos valles, estudiando la forma, de cara al futuro de enlazar los dos cordales.


Ahora voy a volver por la pista que bordea el Alto del Caballo por el norte. Pero esta pista estaba totalmente nevada, con nieve bastante dura. En algunos tramos, los regatos se habían helado, dando lugar a estrechos cauces de hielo.


La pista, totalmetne cubierta.


Me entretengo en fotografiar las caprichosas formas del hielo










Y justo al final, un tramito de apenas 4 metros, completamente helado, me hacen pensar que no voy a ser capaz de pasar sin los crampones. Al final lo hice, pero estaba bastante helado y en pendiente. Casi casi al final del día tengo que dar uso a los hierros.

El valle de Cerneja


El parque eólico desde la pista



Ya solo me queda bajar la pista del parque eólico hasta el coche.


Llegando a Aguera, la niebla vuelve a hacer aparición.


Aguera



Bonita excursión. 20 kms y casi 1000 mts de desnivel. Ninguna dificultad. Recomendable un mínimo de fondo por la distancia combinada con el desnivel, pero nada más.

Estoy trasteando y descubriendo el mundo del GPS, así que voy a ir probando diferentes opciones. Hoy dejo la vesión HTML de la ruta, en lugar de dibujarla sobre mapa del IGN:

Powered by Wikiloc




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada