Etiquetas

sábado, 26 de mayo de 2012

LAS PEÑAS DE OTAÑES Y EL PICO DE LA CRUZ

El año pasado cuando realicé la subida al VENTOSO me quedé con ganas de completarla con las peñas de Otañes y el pico de la Cruz. Aquel día se me echó a llover y tuve que conformarme con Ventoso, más alto, pero seguramente no tan bonito como estos otros. Mañana me espera un duro día en Anboto, así que hoy voy a estirar las piernas dando un paseo por estos montes de modesta altura. Desde la carretera que va de Santullan a Otañes (salida de la autovía del Cantábrico a la altura de Santullán precisamente), y una vez pasada la entrada de las canteras, hay una pista a la derecha. Me meto por ella, y justo donde hace una curva a la izquierda en subida, dejo el coche, en un margen de la carretera. Las instalaciones de las canteras están justo al lado
No son lo que se dicen bonitas, ¿verdad?. Dejo la pista asfaltada, y justo de frente sale un amplio camino
La cosa no tiene pérdida. Detrás de una curva aparece ese pico; madre, qué vegetación
Al poco nace este camino a mano izquierda. Lo sigo unos pocos metros, pero toma dirección norte, bajo los paredones que caen del Pico de la Cruz.
Así que me vuelvo y sigo por el camino. Entre los eucaliptos se deja ver un poco la roca del pico de la Cruz
Un macro a una flor que no había visto nunca
Esta ya la había retratado antes, pero ni idea del nombre... ayyy el día que me ponga a investigar
Y sigo el apacible paseo hasta un claro desde donde se ve Otañes
Y el Pico de la Cruz, con sus impresionantes paredones. No hay que tener mucha altura para tener un bonito aspecto
cruce con una carretera, y giro a la derecha, ahora por asfalto
No durará mucho, porque enseguida llego a la Pedrueza, dos caseríos y unas pocas ruinas
El pico de la cruz
¿Quién es más gallo de los dos?
La pista asfaltada se transforma en pista de tierra y toma un camino que me aleja del Pico de la Cruz. Hay que tener un poco de paciencia, porque hay que ir rodeando el barranco, hasta encontrar un lugar por donde atraversar el cauce
Y siguiendo por la pista (difícilisimo el recorrido como se ve), llegamos a este otro desvío. Si se tienen dudas, siempre para abajo, que es más cómodo, je, je
Y sin pérdida posible (bueno, yo me he perdido en sitios más fáciles), llego a esta casita
Y doy vista a la primera cima del día, enmarcada en esas bonitas campas
Y como es lógico y no podía ser de otra forma en un buen pisakampas que se precie, la lío, me voy muy pegado a la izquierda de las campas y acabo teniendo que subir por la cresta de la izquierda. La bajada la hice por el lado bueno. En la siguiente foto se ve la referencia de entrada, para evitar equivocarse
bajo pegado al bosque de (creo) encina cantábrica, entrando y saliendo de él
Esto sí que es un bosque enmarañado
hasta que llego a esa valla
Y me meto en la arista norte del pico, fácil, pero muy incómoda por la roca rota y la vegetación abundante
La arista desde arriba
Ya se ve la cruz
PICO DE LA CRUZ (299 MTS)
Enfrente, la Peña de Otañes, a la que me voy a dirigir
Bajada por la cara sur (normal), entre el tupido bosque de encina cantábrica (creo)
Referencia de la entrada al camino desde la campa:
Desde arriba he visto impracticable el ir directo a la peña, así que vuelvo al camino, hasta este campo rodeado con murete de piedra y valla. Sigo hata la pared, para pasar
Continúo bajo la pared, hasta encontrar un canal de acceso, y gano la cima en fácil trepada, eso sí por piedra muy descompuesta. PEÑA DE OTAÑES (395 MTS)
Enfrente peña de Otañes II, con el recorrido que voy a seguir.
Vista desde la cima
Pico de la Cruz y Otañes, detrás
Subo a la peña que yo llamo Otañes-2, en una fácil trepada, y desde allí a la torturada peña de Santullán
El marinero pueblo de Castro Urdiales
Y un zoom sobre la peña Santullan. Allí quiero subir. Tiene que ser una atalaya magnífica
La primavera también llega a una cima tan escueta como esta
Bajo hacia el visible camino. Una mirada atrás a la última peña
La idea era subir a la peña Santullan, pero me encuentro con esta puerta (fácilmente sorteable) y este cartel
No sé, pero la posibilidad de que un cartucho de dinamito perdido, me pueda reventar, me quita las ganas. Así que cojo la pista y bajo hacia el coche. Desde el camino vistas de las peñas de Otañes
Recorrido de unas 3 horas, y para que nos vamos a engañar muy fácil. Alguna trepadita, pero casi no hace falta ni apoyar las manos. Un paseo, vamos, que va a venir bien para la dura prueba de mañana en el Anboto. El mapa con el recorrido
Y un par de panorámicas, que estoy experimentando, y quiero ver que tal quedan. La primera de las campas del pico de la Cruz
Y la segunda de Castro Urdiales

1 comentario: