Etiquetas

domingo, 19 de junio de 2011

SAN MIGUEL DE EREÑOZAR (447 MTS)

Ereñozar es una de las máximas alturas sobre el río Oka, justo antes de que desemboque en la conocida reserva de Urdaibai. Desde algunas perspectivas conforma una pirámide casi perfecta, cubierta de verde, por el espeso encinar cantábrico. Precisamente este encinar hace que su subida sea complicada fuera de los caminos habituales:

Uno sube directo desde las cuevas de Santimamiñe, superando unos 400 mts de desnivel. El otro desde el pueblo de Ereño por pista, más largo, pero también más tendido. Como voy con Eva y Danel, elijo esta, eso sí, subí el coche solo hasta media pista (se puede dejar justo antes del camino que lleva a la cima). En la cima ermita dedicada a San Miguel, y unas excavaciones arqueológicas (parece ser que existió un castillo).

Ereñozar desde el pueblo de Ereño


Iglesia de Ereño


Arranca la pista desde donde hemos dejado el coche


Ereño desde la pista


Danel, que le está cogiendo gustillo a este mundo, y ya si hay ermita en la cima, ni te cuento


Siguiendo la pista se llega a un claro, donde arranca el tramo final (hasta aquí se puede subir el coche "si se quiere"


El camino empedrado tiene una pendiente maja


¡Como cuesta subir!


El encinar es una maraña impenetrable


¡Cumbre! Ereñozar 447 mts (toma como apellido el nombre del arcangel San Miguel, a quién está dedicada la ermita.


Abajo, Arteaga


Zoom sobre el castillo de Arteaga-Elejabeitia


Danel siempre es especialista en encontrar campanas para tocar (a mi se me hubiera pasado fijo). Aquí trasteando con ama y la campana


Urdaibai y sus playas no se ven por las cimas que acaban en San Pedro de Atxarre (el mejor mirador de Urdaibai)


Junto al panel de orientación


Foto en la cima (segunda para Danel propiamente dicha, después de Serantes; ama lleva algunas más, aunque llevaba desde el 2006 sin subir ningún monte)


Una de la ermita al completo


Una pareja nos sacó una foto a los 3 (es que yo no salgo nunca en ninguna)


"Sobre esta exigua cima del Ereñozar existió desde al menos el siglo XII un castillo desde el que algunos señores vizcainos capitaneados por d. Juan Nuñez de Lara y el conde Don Tello, resistieron en el siglo XIV el asedio del monarca castellano Alfonso XI. Esta ermita fue al parecer la parroquia originaria del municipio. Esta presidida por una imagen barroca popular del patrono y alberga un sepulcro encabezado por relieve con busto creado posterior al siglo XV. Según la tradición el agua de lluvia recogida en la tumba cuenta con propiedades curativas de la sarna y otras enfermedades de la piel". Esto no es mío, es lo que pone en el cartel de la ermita:


Y esta fue nuestra pequeña excursión al Ereñozar. Luego nos tomamos unos potes en Ereño donde se estaba de maravilla, sin aglomeraciones. ¿Para que quieres ir a las playas abarrotadas (aunque muy bonitas), si tienes lugares así donde se puede respirar?

Y luego si se quiere continuar evitando las playas, se puede ir al bonito pueblo de Elantxobe, o Ea, o algo más lejos Lekeitio, o por el cabo Ogoño, o por la interminable red de senderos que existen en Urdaibai.

1 comentario:

  1. Un recorrido muy bien explicado y con unas fotos muy simpáticas. Gracias de parte de todos los que hemos visto muchas veces desde abajo la ermita y tenemos en mente cualquier día subir.

    ResponderEliminar